lunes, 2 de marzo de 2009

Una historia sencilla, un gran hombre, Dios

He aquí un hombre que nació en una aldea insignificante.
Creció en una villa oscura.
Trabajó hasta los 30 años en una carpintería.
Durante tres años fue predicador ambulante.
Nunca escribió un libro.
Nunca tuvo un puesto de importancia.
No formó una familia.
No fue a la universidad.Nunca puso sus pies en lo que consideraríamos una gran ciudad.
Nunca viajó a más de trescientos kilómetros de su ciudad natal.
No tuvo más credenciales que su propia persona.
La opinión popular se puso en contra suya.
Sus amigos huyeron. Uno de ellos lo traicionó. Fue entregado a sus enemigos.Tuvo que soportar la farsa de un proceso judicial.
Lo asesinaron clavándolo en una cruz, entre dos ladrones.
Mientras agonizaba, los encargados de su ejecución se disputaron la única cosa que fue de supropiedad: una túnica.
Lo sepultaron en una tumba prestada por la compasión de un amigo.
Según las “normas sociales”, su vida fue un fracaso total.
Han pasado casi veinte siglos y hoy Él es la pieza central en el “ajedrez” de la historia humana.
No es exagerado decir que todos los ejércitos que han marchado, todas las armadas que se han construido, todos los parlamentos que han sesionado y todos los reyes y autoridades que han gobernado, puestos juntos, no han afectado tan poderosamente la existencia del ser humano sobre la Tierra como la vida sencilla de Jesús.


glitter-graphics.com

Isaías 53
1 ¿Quién ha creído a nuestro mensaje y a quién se le ha revelado el poder del Señor?2 Creció en su presencia como vástago tierno, como raíz de tierra seca. No había en él belleza ni majestad alguna; su aspecto no era atractivo nada en su apariencia lo hacía deseable.3 Despreciado y rechazado por los hombres, varón de dolores, hecho para el sufrimiento. Todos evitaban mirarlo; fue despreciado, y no lo estimamos. 4 Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades Y soportó nuestros dolores, pero nosotros lo consideramos herido, golpeado por Dios, y humillado. 5 Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados. 6 Todos andábamos perdidos, como ovejas; cada uno seguía su propio camino , pero el Señor hizo recaer sobre élla iniquidad de todos nosotros. 7 Maltratado y humillado, ni siquiera abrió su boca; como cordero, fue llevado al matadero; como oveja, enmudeció ante su trasquilador; y ni siquiera abrió su boca. 8 Después de aprehenderlo y juzgarlo, le dieron muerte; nadie se preocupó de su descendencia. Fue arrancado de la tierra de los vivientes, y golpeado por la trasgresión de mi pueblo. 9 Se le asignó un sepulcro con los malvados, y murió entre los malhechores, aunque nunca cometió violencia alguna, ni hubo engaño en su boca. 10 Pero el Señor quiso quebrantarlo y hacerlo sufrir, y como él ofreció su vida en expiación, verá su descendencia y prolongará sus días, y llevará a cabo la voluntad del Señor. 11 Después de su sufrimiento, verá la luz y quedará satisfecho;por su conocimiento mi siervo justo justificará a muchos,y cargará con las iniquidades de ellos. 12 Por lo tanto, le daré un puesto entre los grandes,y repartirá el botín con los fuertes, porque derramó su vida hasta la muerte, y fue contado entre los transgresores. Cargó con el pecado de muchos,e intercedió por los pecadores.

3 comentarios:

Betty Cardona dijo...

Que razón tienes en este escrito Araunapeka, pueden pasar mil años mas.. y nuestro Señor Jesus, esta y estara..! y creo que, si por un momento todos los seres humanos intentaramos ser como el, aun que sea en un poco.. la diferencia seria completa..

Te dejo un abrazoteeeeeeeeeeee

El Peregrino dijo...

Ay amiga, opino como Betty. Hoy día demasiados se impresionan con "títulos", "diplumaturas", "cargos", y nos olvidamos que Aquel que vive en nosotros, y la manera en que le demos libertad para obrar en nuestras vidas, es el que marca la diferencia de verdad.

Gracias por traerlo a nuestra memoria.
Saludos

Susana dijo...

eXCELENE BLOG, bENDITA ES HERMANA aNA mARÍA fABIO, QUE NUESDTRO cREADOR LA SIGA UTILIZANDO PARA DAR MUCHOS MENSAJES COMO TODOS ESTOS DEL AMOR INIGUALABLDE DE NUESDTRO aMADO SALVADOR