sábado, 21 de marzo de 2009

Tu Rescate

Tu Rescate

Me senté al lado opuesto de tu vereda,
Quería decirte adiós y partir,
Hacer mi vida a mi propio antojo,
Sin tú mirada cerca, ni tu favor.
No quería darte explicaciones de mi vida,
Como tampoco estar obediente a tu servicio,
Era claro para mí, como el barro
En días de lluvia.

Y me fui
Con paso firme de gelatina,
Con sonrisa de papel y hule,
Con una maleta de azúcar
Con ropas de poco valor.
Así declaraba mi independencia,
De tu bondad, que me hería.
De un amor incondicional,
Que no alcanzaba a comprender,
De tus tiempos tan dispuesto,
De tu abrazo siempre atento,
De tu deseo de morir por mí.

Y me fui,
Lejos de ti, para no verte,
Lo más opuesta a tu propuesta,
Que ofendía a mi razón,
De compararme a tu imagen, y
De encontrarme siempre frágil
Y en falta ante ti.
Me senté al lado opuesto de tu calle,
Me liberé supuestamente, al fin de ti,
Y al otro lado, no hallé nada!!!!
La soledad me condenaba,
La miseria me alcanzaba,
No encontré felicidad para mí
No había nada al otro lado
No había nada ahí sin ti.

Y volví,
Derrotada a mi misma,
Sin victorias que declarar,
Más necesitada, y más dependiente,
Con más deseos de estar junto a ti,
Con anhelo de tu presencia
No se trataba ya de mí
Sino de ti.
No era mi anhelo sino el tuyo,

Y volví,
Dispuesta a borrarme por ti,
Aceptando tu llamado
Que nunca ceso de decir mi nombre,
Que del otro lado podía oír,
Estamos juntos, me rescataste,
Y apuntas hacia el otro lado de esa calle,
Dices un nombre, tantas veces,
Y tu mirada sigue mirando con tanto amor,
Hay otro ser desdichado en la otra calle,
Tan opuesta a tu propuesta
Te está llamando
Jesús, llama por ti.

(Araunapeka)

La Biblia dice: Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo,diciendo: Con amor eterno te he amado;por tanto, te prolongué mi misericordia. Jer.31:3



Bendice , alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová,y no olvides ninguno de sus beneficios.
Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; El que rescata del hoyo tu vida, el que tecorona de favores y misericordias;El que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila. Sal.103:1-5

9 comentarios:

Lydia dijo...

Que bonita reflexión!me ha gustado mucho el poema del principio,pues ¿qué hay al otro lado ? NADA, a parte de miedos, dudas, soledad, tristeza, inquietud,muerte. Pero Dios es misericordioso y nos rescata del otro lado para que nos reconciliemos de nuevo con El.Un abrazo, Bendiciones!

Adoradores dijo...

amen...asi es.bendiciones.estoy de nuevo aca.saludos desde tierras lejanas.estas en mis favoritos of new.jejexD...cuidate

Jose Nacho Jerez dijo...

Pasando a dejar mis saludos

Muchas bendiciones y gracias por comentar

Sierva dijo...

Hola hermanita!

Bendiciones en Cristo!!

En esta semana he estado sin internet en casa...y creo q lo tendrè hasta el proximo fin de semana...Pero todo està bien gracias a DIOS...Agradezco mucho el estar al pendiente...Eres una verdadera hermana y amiga...Te quiero muchisimo..

Que poema màs bello has escrito...

Definitivamente la misericordia de DIOS nos ha alcanzado, y por ella vivimos...Por su amor y su gracia...

Te bendigo en Cristo amada de DIOS!

Jurema dijo...

Hermoso poema!

Un abrazo de primavera linda..

mividasinmi dijo...

que hermoso poema!!
me encanto!!!!
cuan gratitud hay en ti para con Dios...
cada dia te vacias en agradecimiento busqueda y alabanzas a nuestro Dios...
me encantaria tener tu sabiduria .. por que se que viene de Dios..
te amo
aunque no te conosca... veo una madre en ti!!
te deso bendissss para tu vida y la de los tuyos..
tkm
bendissssss

=) *¨*¨*¨***¨***¨*¨***¨*¨***

Jenny dijo...

Hola arauna, que bella poesia,
sin el Señor nada hay ni nada tiene sentido..gracias por compartir lo lindo que hay en tu corazon...
un abrazo de osin para tiiii.

sacri dijo...

Hola arauna,porque seremos tan tercos, porque sabiendo lo bueno que tu eres tenemos que vivir la vida sin ti, por probar, por vivir lo no vivido y luego nos hundimos en el lodo, nos perdemos en las drogas, en la mentira del mundo, pero teniamos que vivirlo, eso decimos...gracias que nuestro padre tiene sus brazos abiertos para cuando regresamos con él, que maravilloso es, me gusta mucho la cancion que suena cuando vengo a visitarte, me encanta y me quedo escuchandola, gracias hermana por tus escritos, Bendiciones.

Acuarius dijo...

Yo soy quien te saluda...hermana :)