miércoles, 25 de marzo de 2009

Lorenzo y Pepita





Pepita y Lorenzo
Desde 1968, los personajes de la tira cómica Pepita y Lorenzo han estado lánzandose dardos de ingenio agrio y desprecio conyugal. Actualmente publicada en más de 500 periódicos, la caricatura entretiene a millones de lectores cuando Lorenzo le dice cosas como ésta a Pepita: "Claro que podemos hablar ahora. Tan sólo no te pongas delante del televisor". Pepita, siempre sabiendo cómo responder o atacar, probablemente también dirá algo así como: "Claro que gasto más de lo que ganas. Yo confío en ti".
Mientrás nos reímos, podríamos captar un vistazo de nosotros mismos. El sarcasmo es demasiado común y muchísimo más grave de lo que quisiéramos creer. El sarcasmo cruel puede ser más dañino que los moretones físicos. (aunque tampoco se quieren los moretones físicos). Salomón dijo que hay personas que usan las palabras como una espada (Proverbios 12:18). Y que las palabras malignas pueden aplastar el espíritu (Prov.15:4)
No es fácil controlar nuestro hablar, porque el verdadero problema no son nuestras palabras sino nuestros corazones. Detrás de los insultos, es probable que encontremos dentro de nosotros inseguridad, temor, o culpa que nos tienta a protegernos a expensas de otro.
¿Existe alguna posibilidad de mejorar con palabras de maltrato? No, a menos que las tomemos como una advertencia de que no estamos en sintonía con Cristo. Mientrás estemos en su palabra y en su gracia, no arremeteremos contra otro en un esfuerzo por protegernos a nosotros mismos. MRD
(Tomado de Devocional Nuestro Pan diario 2008)
(ESto es mío: "cualquier semejanza con los personajes de la historieta, es pura responsabilidad suya" jajjajajjaj dedicado a todas las Pepitas y Lorenzos, Dios nos ayude a cambiar, BENDICIONES).

3 comentarios:

mividasinmi dijo...

quiero estar en sintonia con cristo!!
el es el uniko ke nos moldea.!!!
y nos transforma.!!
no kiero ser pepita.. no gusta!!! es feo jajajajjaj
te kiero un monton!!
muacccccc besos mil

sacri dijo...

yo no soy pepita, gracias a Dios soy sacri jajajajaj,a veces solo con nuestra boca hacemos mas daño que si dieramos un tortazo, la lengua como dice santiago esta llena de veneno mortal, de la misma boca sale Bendicion y maldicion, que el señor nos enseñe a tenerla cerrada en los momentos que no sepamos que decir, mas vale estar callado que decir una barbaridad, nunca sabemos el daño que podemos hacer, muchas Bendiciones hermana y sí, soy la esposa de juanma jajajaja que no lo sabias? que bueno cuando lei tu mensaje juanma me llamo para que lo leyera, él se estaba mondando de la risa, bueno arauna ya te seguire contando chao guapa, mucahas Bendiciones para ti.

Jenny dijo...

Hola Arauna, hace tanto tiempo que no veia a esos monitos, me recuerda de mi niñez ya que leia mucho las historietas de ese matrimonio y sobre los problemas que se metia Lorenzo.
muy buena la relacion que se hace, ya que de la boca podemos bendecir o maldecir esta en nosotros saber hablar y cuando hacerlo.
bendiciones miles para tiiii.