jueves, 15 de enero de 2009

El Café

Me encanta el café en todos sus estilos, instantáneo, molido, granulado, solo, amargo, dulce, con crema, con helado, con leche, vainilla, canela, etcétera!!!!, ¿mi favorito? el café cortado.
Un tiempo para un café es para mi sinónimo, de relajo, de conversación, de amistad, de reflexión, de despertar. Así que cuando mi esposo, encontró este libro, fue una alegría, ya que además venía la invitación de leerlo juntos, con un rico café y conversado.
El autor, Max Lucado, nos sorprende al invitarnos a sentarnos a tomar un café con él, su idea fue genial, ya que se une a una serie de pequeños temas para introducir la conversación. Sin embargo, el personaje principal que llega para tomar un café junto a uno, es Dios, ya que inevitablemente la conversación se torna siempre en Él. Dios, se hace presente a lo largo de este libro.
" Me gusta el desafió de este libro, que entre sorbo y sorbo, hablemos de las bondades de nuestro DIOS y de todo lo bien que ha echo en nuestras vidas. Un café con DIOS entonces se transforma en una experiencia mas allá de lo imaginable.

Espero que lo disfruten

1 comentario:

ARAUNAPEKA dijo...

He disfrutado cada página de este libro, y ya tengo ganas de leerlo otra vez. (Mumyyyyyyyyyyyyyyyyyy!!!!!!!!!!!)