domingo, 4 de enero de 2009

Año Nuevo


Año Nuevo


Quiero que termine este año,
Ha sido un año triste y sombrío,
No ha sido el más malo de los años,
Ha habido otros peores.
Pero este se ha vuelto más pesado.
Que tonto, si lo pienso,
Creer que con el término de un calendario
Todo mágicamente cambiará y será mejor.
Es que uno vive con esperanza,
Se proyecta, sueña, desea.

No tiene que ver con el año,
Tiene que ver con uno mismo,
Es uno el quiere sacudirse
Y con el conteo del primer día,
Recomenzar otra vez y recomenzar otra vez,
Y así año, tras año.
Ahora por cierto, hay años más marcados
Que otros, este año sentí dolor,
Un dolor en mis huesos, en mi mente, en mi ser.
También hubo cercanía con la muerte,
Que nos aturde cuando menos lo esperamos,
En especial cuando nos toca despedir a una bella
Mujer joven y admirable, a quien el cáncer,
Le tiró una flecha venenosa y fatal.

Tengo clavada la espina que fue clavada por
Conocidos, por amigos, por gente que se sentaba
Junto a mí, en días de paz.
Un año para ver partir a otros lugares
A mis amigas y despedirlas, y yo me quedo
Aquí soñando que también yo parto
Y alguien me despide.

Nuevo año, nuevos proyectos,
O quizá, los mismos, los mismos proyectos
Que este año no se pudieron cumplir,
Aparecerán nuevamente en la agenda,
Total hay todo un nuevo año para
Hacerlos realidad.
Está por comenzar el conteo,
Y díganme que sienten un cosquilleo por
Las piernas, que sube al estomago,
Que los ojos están brillantes,
Es el anhelo de días mejores, el brillo
De la esperanza, de que este año si,
Este año si que puedo, este año
Es el año de lo concreto, este año
Todo se cumple.
Las nuevas ganas, las nuevas fuerzas,
Esas que ahora están agotadas,
Pero que reaparecerán el día primero.


Mis buenos deseos para todos
Que tengan un Feliz año nuevo, Amén

3 comentarios:

Victor Bernales dijo...

Anita, quisiera felicitarte por esta narración tan hermosa que has hecho del pastor Julio, ella logro trasladarme y observar con gran rapides esos momentos tan listos que cuentas en estas lineas, la fotografía esta hermosa y no pude dejar de archivarla junto con tu hermosa historia, creo que esta fotografía muestra como era este gran matrimonio que Dios me permitio conocer en mi niñez, aúnque en sus últimos años de vida como parte de la Escuela dominical siempre tengo el recuerdo vivo en mi mente. Ruego a Dios me de la sabiduria, inteligencia y la gracias para escribir la historia de mucho como él que fueron los que sembraron la tierra pedrogoza, arida, y pantanoza para que hoy disfrutemos de tantan libertades que el pueblo de Dios tiene hoy para predicar.
Espero seguir recibiento tus publicaciones, Dios te Bendiga Mucho.

Pr. Victor Bernales.

ARAUNAPEKA dijo...

¡¡¡¡VAMOS QUE SE PUEDE!!!!!! 2009

ARAUNAPEKA dijo...

Víctor, gracias por tus hermosas palabras, se que quisiste mucho a nuestro abuelito, y estoy segura que él amo mucho también a tu familia, a tu papá, y a todos ustedes. Un abrazo, Dios te Bendiga.