martes, 30 de noviembre de 2010

"Habrá más después"


Hay algo más todavía



Un hombre caritativo dio al señor Rowland Hill cien libras esterlinas para que se las diera a un ministro pobre. El señor Hill pensando que la cantidad era demasiado grande para mandarla por correo, mandó en la primera carta cinco libras esterlinas diciendo solamente esto: "Habrá más después." Unos pocos días mandó otras cinco libras con el mismo mensaje, "Habrá más después." Puesto que en aquellos tiempos era muy raro recibir cartas, era una novedad recibir cartas tan seguidas. Unos pocos días después el señor Hill mandó otras cinco libras con la misma declaración y así siguió hasta que hubo mandado las cien libras, y el ministro llegó a familiarizarse con la frase: "Habrá más después."


Cada bendición que viene de Dios es mandada con la declaración: "HABRÁ MÁS DESPUÉS." Dios te perdona tus pecados, y en seguida vienen más bendiciones. Dios te adopta en su familia, y todavía te da más bendiciones. Te da gracia sobre gracia, pero sigue más todavía. Te ayudará hasta la vejez pero hay más que viene todavía. Te sostendrá en la hora de la muerte, y aún en esta hora su misericordia no te faltará, y cuando llegues al cielo habrá bendiciones que seguirán allí.


Charles Spurgeon
"Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amo, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)".
Efesios 2:4-5