miércoles, 8 de diciembre de 2010

Siluetas



En el siglo XVIII, las siluetas (sombras de perfiles delineados sobre papel negro y luego cortados) eran una alternativa popular a los costosos retratos. El término tomó su nombre del Director General de Finanzas francés, Étienne de Silhouette. Durante la guerra de los siete años contra Inglaterra, él trató de elevar las rentas públicas aumentando severamente los impuestos sobre los ricos. Víctimas de sus elevados impuestos, éstos se quejaban y usaban la palabra Silueta para referirse al hecho de que su riqueza se había reducido a una simple sombra de lo que alguna vez había sido.

Con la destrucción de Jerusalén, Jeremías se lamentaba de la sombra de lo que una vez había sido una gran ciudad y el centro de adoración, ahora devastado por la guerra. "No os conmueve a cuántos pasaís por el camino? Mirad, y ved si hay dolor como mi dolor que me ha venido" (Lamentaciones 1:12).
Pero Jeremías no permaneció en la desesperación. Reconoció la soberanía de Dios en el sufrimiento. Más adelante en este mismo libro de dolor, el profeta reflexionó: "Esto recapacitaré en mi corazón, por lo tanto esperaré. Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron Sus misericordias. Nuevas son cada mañana" (Lamentaciones 3:21-23).

¿Alguna vez el dolor o sufrimiento han hecho que sientas tu vida como una oscura sombra de lo que fue alguna vez? Recuerda, las misericordias de Dios son nuevas cada mañana. Él sigue obrando de manera compasiva en tu vida para Su gloria y para tu bendición.  HDF


Para ver más allá de las sombras del mundo,
 mira a Cristo, la Luz.

1 comentario:

Ao toque do Amor dijo...

Boa Tarde!
vim, fazer uma visita , pra te oferecer o cartão de natal do toque e deixar o meu toque de carinho e amizade
san