domingo, 27 de febrero de 2011

Sólo conocemos la orilla. Vamos por más!



LA GRANDEZA DEL AMOR

Cólon, cuando descubrió América, no sabía que había descubierto un nuevo continente y, sin embargo, estaba contento, no obstante tanto sufrimiento al través de largos días y meses. No sabía casi nada de la hermosura del país que había encontrado y no pudo decir nada acerca de los valles fértiles de él. No sabía nada de las hermosas montañas en que estaban escondidas las minas riquísimas, ni de los ríos caudalosos y los arroyuelos que se extienden por todas partes, sin embargo, sabía que había descubierto algo precioso.

Así es cuando encontramos el amor de Dios; sabemos que hemos descubierto algo precioso que nos satisface, pero apenas hemos tocado la orilla de su grande amor y estamos gozosos con lo que hemos recibido; pero deseamos seguir explorando las riquezas de este amor para saber la grandeza y hermosura de lo que hemos descubierto.

Efesios 3:19-21

19 Y conocer el amor de Cristo, que excede á todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. 20 Y á Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos ó entendemos, por la potencia que obra en nosotros, 21 A él sea gloria en la iglesia por Cristo Jesús, por todas edades del siglo de los siglos. Amén.

1 comentario:

jackie dijo...

Mi querida hermana!! El unico amor verdadero q he experimentado en mi vida ha sido El Amor de mi Se~or!!! jamas nada ni nadie lo igualara!!! TE SIGO!! BENDICIONES!!